Archivos mensuales: julio 2014

Trajes de novio desde el siglo XIV hasta el presente

Los trajes de novio son la prenda seguramente màs elegante y preciosa que un hombre pueda llevar. Pero, a cuàndo remontan sus origenes?

Las primeras noticias de trajes formales las tenemos de Francia, durante el reinado de Luìs XIV en Versailles. él habia impuesto un dress code que cada hombre de la corte tenìa que respetar: un abrigo o una chaqueta, un chaleco, pantalones que llegaban casi a la rodilla, un pañuelo y una peluca. Esto era un seguramente un look exageradamente llamativo, pero fue el fundador de todo el vestuario formal masculino.

 

 

Despuès de Fracia le tocò a Inglaterra y al reinado de Carlos II: èl tomò el ejemplo de la etiqueta impuesta por Luìs XIV y propuso una versiòn màs moderna y mas adecuada al espìritu inglès, tan sobrio como es.

 

 

Las revoluciones màs importantes se han habido propio en Inglaterra y, aùn si es dificil pensar que un traje moderno nergro en 2piezas pueda derivar de las pelucas y de los colores de la corte fracesa, èsta es la verdad. A finales del siglo XIX las cosas han iniciado a cambiar, y las innovaciones de esa època (uso del vapor, invenciòn de la corbata moderna, desapariciòn de chalecos y sombreros) empezaban en crear el llamado traje moderno.

Este tipo de traje se llamava originalmente “Traje de salòn” y no importaba en que ocasiones un hombre le llevaba: era adecuado para ceremonias en la Inglesia, en el campo y en la playa. Entre los siglos XIX y XX el traje de salòn se habia difundido siempre màs, a veces tambièn sostituyendo los trajes de novio, hasta llegar al punto en que todos tenìan por lo menos uno en casa, aunque sòlo fuera para llevarlo el domingo en la Iglesia.

 

 

En este periodo el traje de salòn, que en realidad consistìa en un simple traje formal, era utilizado en conjunto con un chaleco y esta costumbre se mantuvo hasta la Segunda Guerra Mundial. Por desgracia, las clases sociales màs pobres no tenìan la posibilidad de comprar màs de un traje por persona, asì que el traje de ceremonia consistìa en el habitual traje cotidiano hasta ahora descrito.

La mode del momento era la del traje cruzado, y la ùnica manera para poder distinguir un “traje de ceremonia” de un “traje de salòn” era la presencia u ausencia de los accessorios: chaleco, camisa con puño doble, gemelos y corbatòn (accessorio por excelencia de la ceremonia hombre en esa època).

Hoy en dìa, afortunadamente, las personas que no pueden comprar 2 trajes de tener en su propio armario son mucha menos y, asì, siempre mas hombres han comprado 2 trajes diferentes: uno para el uso cotidiano y uno para la ceremonia (aùn mejor si entre los dos uno era monopecho y el otro era cruzado).

 

trajes de novio

 

Por lo general, el traje de novio està compuesto por diferentes piezas, algunas de las cuales son esenciales, mientras que otras son puros accessorios, y pueden ser opcionales. Las piezas que componen un traje de novio son:

. Chaqueta: larga o corta; con 1 o 2 botones; puede haberse en negro, grìs, azul, blanco y marfil;

– Pantalon: del mismo tejido y color que la chaqueta o puede ser tambièn en contraste;

– Camisa: puño simple o doble; en algodòn u en satèn de seda; cuello clàsico u diplomàtico;

– Chaleco: puede ser del mismo color y tejido del traje o ser en contraste; puede ser liso, brocado o brocado;

– Accessorios para el cuello: corbata, corbatòn, ascot, foulard, pajarita ecc;

– Zapatos: suelen ser negros pero son admitidos tambièn en otros colores, para que se combinen con el cinturòn;

– Otros accessorios: gemelos, pines, pañuelo y reloj de bolsillo;

Por lo que concierne los colores, es posible utilizar el azul en cualquier momento del dìa; el negro es seguramente sìmbulo de elegancia pero serìa màs adecuado para ceremonias de noche, asì como el grìs oscuro; el grìs claro, sin embargo, es adecuado para ceremonias de mañana. Cada color necesita las mejores combinaciones, colores vivos para que se noten.

Todos estos trajes pueden ser 2 o 3 piezas: en caso de que fuesen de 3 piezas, el chaleco donarìa ese toque de elegancia que cada novio deberìa tener; ademàs, quien lleva el chaleco no sentirà frìo durante las bodas invernales y podrà ocultar un poquito de barriga.

 

trajes de novio

 

Trajes de novio: còmo se llevan?

Cada hombre tiene que seguir su propia personalidad, tambièn y sobretodo en el dìa de la boda. Sin embargo, dado que estamos hablando del campo de la “formalidad”, hay algunas reglas o pequeños detalles de los cuales no se puede pasar. Cada prenda del traje tiene sus propias reglas, y ahora vamos a analizar las de la chaqueta, del pantalòn y del chaleco.

Chaqueta: puede ser corta (no màs larga que el dedo pulgar de la mano cuando se està de pie con los brazos extendidos hacia los lados), redingote (no mas larga de la mano entera) o frac y chaquè (chaquetas largas hasta la rodilla). La chaqueta tiene que ser perfecta: cuello, hombro, anchura de la manga; no deben haberse arrugas o bultos. Las solapas deben ser bièn planchadas porque no aparezcan levantadas y detràs de la chaqueta de ceremonia suele haberse una sola abertura central y un botòn en la parte adelantera.

Pantalòn: no deben ser ni demasiado estrechos ni demasiado largos, porque en todo caso serìan descomodos. El dobladillo del pantalòn debe tocar el zapato, aùn mejor si llega hasta el tacòn. Pueden llevarse con cinturòn o tirantes.

Chaleco: en los trajes de novio es el accessorio por exelencia; puede ser liso, asimètrico o cruzado. Si es liso el ùltimo botòn no se abrocha nunca, mientras que en los otros dos modelos de chaleco los botones deben ser todos abrochados. Puede ser enriquecido con una cadena de cristales que remande a los antiguos relojes de bolsillo.

 

trajes de novio

Las colecciones 2015 de Mario Moreno Moyano, alma creativa de Ottavio Nuccio Gala, ofrecen a los clientes una gama muy extendida de trajes diferentes: algunos son muy modernos, otros extremamente clàsicos. Las reglas que vigen en las prendas formales de un hombre desde el siglo XIV no deben perderse, y la empresa Ottavio Nuccio Gala toma en consideraciòn todas las tradiciones.

Mario Moreno Moyano

 

Trajes de novio y mucho más: bon ton masculino

Los hombres tienen que cuidar su imagen? Si tienen que hacerlo, es justo hacerlo solo el dìa de la boda llevando sus trajes de novio o serìa oportuno hacerlo de forma diaria? Las mujeres modernas aceptan que los hombres sean cuidadosos de su imagen?

Sin duda nuestra època es la màs maniàticamente atenta a la imagen, donde cada uno teme, pero al mismo tiempo rebusca, la opiniòn de los demas para cualquier detalle: una camiseta nuova, un corte de pelo, el ùltimo tatuaje etc. La vanidad hoy no se encuentra solo en la esfera puramente femenina, sino que ha logrado llegar tambièn al universo opuesto, y se ha extendido en su totalidad.

Asì como para las mujeres, el hombre tambièn puede escoger hasta que punto cuidar su imagen, su aspècto fìsico y su imagen en general: hay hombres que eligen quedarse tal y como son por la mañana recièn despiertos, otros que eligen tener algunas pequeñas tretas como gestos de amor propio, otros que eligen si curar bien el fìsico u el vestuario y, por fìn, hombres que dedican atenciones a cada detalle que les afecta.

Desde el hombre descuidado hasta el metrosexual, el hombre està reclamando su imagen y no acepta nunca màs ser considerado menos importante que una mujer, o menos atento a la estètica.

Los hombres, en el dìa de su boda, llevan unos trajes de novio que no son trajes simples que pueden ser llevados todos los dìas al trabajo. En ese dìa el novio està en el candelero tanto cuanto la novia, y serà el protagonista de muchas fotos que tendràn que durar una vida entera. Esta ocasiòn no requiere solamente un traje adecuado, sino que todos los detalles estèn en su lugar.

El hombre que està a punto de casarse es impecable. Por lo que concierne la cara, es aconsejable una piel perfectamente afeitada, y si simplemente no quiere renunciar a barba o bigotes, por lo menos tienen que ser cuidados. Un buen aftershave es adecuado para la ocasiòn, asì como un corte de pelo un par de dìas antes la ceremonia para que el pelo pueda tomar una forma natural.

 

 

Las manos del novios tienen que ser bien cuidadas, asì como el cuello. Casi todos los novios, por ùltimo, ententan empezar una dieta para poder perder los kg de màs: lo importante es no exagerar.

La cara tiene que aparecer descansada y fresca, y por esta razòn muchos hombres utilizan cremas diseñadas especìficamente para piel masculina que dejan la piel suave y tersa. Para los mas exigentes, una profunda limpieza facial una semana antes la boda.

Estas atenciones son ahora el pan de cada dìa para muchìsimos hombre en el mundo, no solo para los recièn casados, pero aùn se aplican las normas generales vàlidas para todos que distinguen un verdadero caballero de un hombre que ententa aparecer como lo que no ès.

Consejos ùtiles: trajes de novio y trajes casual

A continuaciòn una pequeña lista de consejos de bon ton masculino por Mario Moreno Moyano, alma creativa de Ottavio Nuccio Gala: còmo se debe llevar un traje, còmo se tienen que combinar los accessorios y el actitud de tomar en cada ocasiòn para ser considerados como verdaderos hombres.

  • Las chaquetas con 2 o 3 botones deben tener siempre el ùltimo botòn desabrochado; es una pequeña treta que denota el conocimiento de las reglas de etiqueta y es una tradiciòn con una origen muy divertida. Se rumorea, de hecho, que esta costumbre deriva del rey Eduardo VII que, siendo demasiado gordo, no lograva nunca abrocharse el ùltimo botòn, y sus sùbditos lo convirtieron en un toque de elegancia y siguieron su ejemplo.

 

Trajes de novio

 

  • La misma regla se aplica tambièn al chaleco, mientras que las chaquetas cruzadas no se llevan nunca desabrochadas, tambièn de sentados.

 

Trajes de novio

 

  • Se el hombre lleva un traje formal, lo mejor es no hacer alarde de grandes logotipos o marca porque no se adapta al estilo del momento; los logos a la vista son buenos para la ropa diaria o para la ropa de playa, y serìa oportuno tambièn no llevar etiquetas evidentes.
  • Zapatos y cinturòn suelen coordinarse, y mejor que sean negros. Si los zapatos no son negros, el cinturòn se puede combinar con otros accessorios del look.
  • El puño de la camisa tiene que salir fuera de la manga de la chaqueta de 1 cm o 1,5 cm. La regla dice que la distancia entre el puño de la camisa y la manga de la chaqueta tiene que ser la misma que hay entre el cuello de la camisa y el cuello de la chaqueta, en la parte posterior.
  • El pantalòn clàsico debe caer sobre el tacòn del zapato creando un pequeño pliegue, y no tiene que ser ni màs largo ni màs corto de esta medida. Se admiten pantalones cortos solamente con un look màs casual y si los pantalones llevan solapas.
  • La anchura de los hombros de la chaqueta tiene que ser la misma de los hombros de cliente. Una chaqueta demasiado pequeña o demasiado grande no es sìmbulo de elegancia y amenaza ridiculizar toda la imagen.
  • Muchas personas piensan que la punta final de la corbata tiene que llegar a tocar el cinturòn, o la cintura del pantalòn. Lo ideal serìa que la corbata llegase hasta unos pocos cm antes del pantalòn.
  • Las camisas de mangas cortas estàn oficialmente prohibidas, es mucho mejor llevar una camisa de mangas largas con solapas en lugar de una de mangas cortas; aùn menos bienvenida es la imagen de un hombre con camisa y corbata, pero sin chaqueta.
  • Una camiseta de mangas cortas o, aùn peor, una camiseta musculosa blanca debajo de la camisa se deben evitar porque se notarìan de inmediato con la luz solar, y no representan exactamente el màximo estatus de elegancia.
  • Los zapatos tienen que estar siempre en buenas condiciones y limpios: zapatos sucios o con agujeros son sìntoma de un hombre descuidado que no cuida su propia imagen.

Estos son solamente pequeñas actitudes que un hombre elegante deberìa tomar. Hay muchas màs, como por ejemplo el pañuelo en el bolsillo de la chaqueta, los ojales abiertos, el anchura de la pierna del pantalòn, el dobladillo etc. que contribuyen a mejorar la presentaciòn general y que se notan a primer vistazo.

 

Trajes de novio

Un hombre que se cuida de su propio cuerpo y que es atento a su look es un hombre que sabe dar el justo valor a su persona y que serà siempre bien visto por parte de todos.

Mario Moreno Moyano

 

Análisis del mercado de los trajes de novio

Mario Moreno Moyano, alma creativa de Ottavio Nuccio Gala, opina que el mercado de los trajes de novio, ha cambiado mucho en los últimos 20 años. Uno de los razonamientos es debido al hecho de que el sector textil está cada vez más industrializado y deja poco espacio a los productos originales y creativos.

Lo que antes era un segmento de mercado en el que se podían valorar las excelencias mundiales, sobretodo el “Made in Italy”, hoy se está convirtiendo en un sector de producción en masa como los demás sectores, que están invadiendo el mercado con un produccto de importación creando una gran confusión.

Desgraciadamente mucha gente no conoce el protocolo nupcial y por ello piensa que lo que el marketing propone al público con más frecuencia sea el look correcto, o incluso el único posible que pueda ir bien para un novio.

Casi el 80% de las marcas especializadas en la ceremonia hombre, presentan un producto estándar, con poca variación de colores y casi ninguna diferencia de tejido. Justo en esto pecan las marcas analizadas: la calidad del tejido ante todo, aparte de la poca originalidad y del conformismo.

La mayor parte de los tejidos que encontramos en el mercado son sintéticos, con mucho peso y llenos de electricidad estática. Son trajes realizados en fibras de poliéster y acetatos 100%, demasiado incómodos y que no transpirarán en un día tan importante como una ceremonia, aumentando el nivel de estrés del novio, que no verá la hora de quitárselo de encima.

Estos tejidos son en general muy brillantes, dando un efecto espejo que no tiene nada que ver con la elegancia y el estilo que tendría que tener un novio. Además, se podría decir que la presentación general como imagen no es la más creativa del mundo, tratándose de trajes con 4 piezas todas iguales (chaqueta, pantalón, chaleco y corbatón) realizadas con el mismo tejido y color.

Los trajes 3 piezas existen desde siempre y son muy elegantes, si se hacen con tejidos apropiados, pero el verdadero “Made in Italy”, nunca ha aceptado la idea de un accessorio del mismo tejido del traje, y además haciendo ver siempre la misma tipología de accessorio: el corbatón.

 

 

Los accesorios más bellos son los realizados a contrasto en jacquard de pura seda, o en todo caso en tejidos ligeros, para que no parezcan de cartón. La excelencia en este tipo de combinaciones y en la utilización de tejidos de lujo, es la empresa Ottavio Nuccio Gala, que propone 5 colecciones distintas para cada tipo de estilo y personalidad.

 

Trajes de novio

 

Combinar 4 piezas iguales al tono, es demasiado fácil, pero la imagen del novio que se ofrece desde hace años es siempre la misma, el mismo traje que hoy se compra un novio, puede ser igual al traje que se compró su abuelo 2 generaciones atrás.

La gente que no tiene la posibilidad de informarse o de ver diferentes propuestas en las tiendas o en internet, piensa que esa sea la única manera en la que un novio pueda vestirse en su boda, de ese modo, nunca se le presenta el problema de buscar algo diferente. Este es el razonamiento de una escena tan homogénea en el campo de los trajes de novio.

 

Los trajes de novio en el mercado mundial

Los precios presentes en el mercado están desequilibrados: un total look importado “low cost” cuesta al público como mucho 500 € (considerando un margen importante para el revendedor, visto que los precios de producción llegan como mucho a los 50 €), mientras que para un total look “Made in Italy” el precio será casi del doble.

La competencia es legal, pero ¿cuántos saben que esos trajes tan económicos se producen en serie en países que no respetan unas normas mínimas de higiene ni los derechos humanos? La crisis también deriva de esto: países con millones de personas explotadas trabajando más de 12 horas al día para producir trajes todos iguales de baja calidad.

El problema en Italia y Europa, se encuentra en que los productores aceptan este compromiso y venden en sus tiendas solamente trajes importados, y dejan de comprar marcas “Made in Italy”; todo esto obviamente para aumentar los beneficios, pero disminuyendo la calidad del servicio y empeorando la crisis y perjudicando a las empresas del País.

No se puede entrar en una tienda Ottavio Nuccio Gala y prentender comparar un traje de importación “low cost”, porque hay que saber reconocer la verdadera excelencia del “Made in Italy”, saber la diferencia (y tocarla con la mano) entre un poliéster y un fresco de lana, o entre una viscosa y un jacquard de seda.

Los tejidos presentes en las boutiques Ottavio Nuccio Gala son de excelencia, y no solo varían los tejidos, sino que también los modelos: chaqués, redingotes, esmoquins, fracs… una amplia gama de selección dedicada al gusto y personalidad de nuestros clientes.

 

Trajes de novio

 

Después de haber elegido un traje realizado con un tejido fresco y transpirante, también adecuado para ceremonias en verano, es el momento de los accessorios.

 

 

El novio no tiene que llevar por obligación un corbatón hecho del mismo tejido del traje atado con un clip y un broche excesivamente grande cosido en medio. Mario Moreno Moyano, alma creativa de Ottavio Nuccio Gala, propone diferentes soluciones, según el tipo de trajes de novio o de la personalidad del novio: corbata, ascot, pajarita, foulard, plastrón, etc., todos realizados en tejidos de excelencia y en colores a contrasto.

 

Trajes de novio

 

Un producto de excelencia nace ya sabiendo la poca visibilidad en comparación con un producto de gran distribución, pero esto no significa que deba ser despreciado o considerado impropio, cuando debería ser lo contrario. El “Made in Italy” desde siempre ha sido símbolo de excelencia, y debe continuar a ser reconocido como tal.

Ottavio Nuccio Gala es una empresa con valores a los que no renuncia desde hace 20 años, continúa su campaña de promoción del “Made in Italy” en la búsqueda de ese sector de clientes que sepan apreciar el gusto de un traje confeccionado a la perfección, o a medida.

Para Mario Moreno Moyano, alma creativa de Ottavio Nuccio Gala, el objetivo principal no es vender grandes cantidades de trajes de baja calidad, sino saber que cada uno de sus clientes está plenamente satisfecho con su elección.

Mario Moreno Moyano (1)

 

Podemos colocar el esmoquin en los trajes de novio?

El esmoquin se puede colocar en la categorìa de trajes de novio? èsta es una cuestiòn sobre la cual se ha debatido mucho, las opiniones son contrastantes, y a menudo con rigidez. Mario Moreno Moyano, alma creativa de Ottavio Nuccio Gala, cree que el esmoquin sea uno de los modelos de trajes formales para hombres mas elegantes nuncia existidos, y que sea adecuado para un novio, pero solamente para ceremonias por la tarde.

Asì como el chaquè es el traje por excelencia para ceremonias de mañana, el frac es el traje por excelencia para ceremonias celebradas por la tarde. El novio que no quiere llevar un chaquè, pero que ententa encontrar un traje parecido, elige llevar una redingote. El novio que no quiere llevar un frac porque cree sea demasiado formal para su manera de ser, què tendrìa que llevar en el dìa de su boda, si no es un esmoquin?

Ottavio Nuccio Gala es una empresa especializada en la ceremonia para hombres y Mario Moreno Moyano nunca habrìa creado una colecciòn compuesta solo por esmoquin, la colecciòn Black Tie, si esta tipologia de traje no fuese adecuado a los novios.

 

trajes de novio

 

El esmoquin, asì como el chaquè, deriva de la cultura britànica y los gentleman los llevaban en el siglio XIX como chaqueta de noche para cenar (y por èsto se llama tambièn “Dinner jacket”), o para fumar (y, en efecto, fumar en inglès se dice “smoke”). Otra versiòn de esta chaqueta es la clàsica bata, llevada por los aristocràticos, a menudo en terciopelo con solapas de contraste y pasamanerìa en lugar de un simple botòn, para que quien la lleve parezca todavìa mas importante y rico.

El esmoquin puede ser de 3 tipologìas: con solapa chal, solapa a punta y cruzado. No existe una jerarquìa en tèrminos de elegancia, y en efecto los 3 estàn a la par: la cosa mas importante es satisfacer el cliente y su personalidad.

 

 

Las solapas del esmoquin sòn casi siempre en contraste, in satin de seda o en raso, y en contraste seràn tambièn la correa del pantalòn (sin trabillas) y las bandas laterales, tambièn si no las hay siempre.

La camisa de un esmoquin puede ser en algodòn “doppio ritorto” con pechera plissè, puño doble para gemelos y un collar escogido entre el cuello diplomàtico y el clàsico.

La pajarita es el accessorio mas adecuado para un esmoquin, y es preferable sea de anudar manualmente, porque resulta mas voluminoso y no es tan plano como una pajarita ya anudada; ademàs, quièn tiene un poquito de experiencia en este campo, reconoce inmediatamente una pajarita anudada manualmente, y es seguramente sìmbulo de elegancia y savoir faire.

Otro accessorio que se puede llevar con una chaqueta esmoquin es el chaleco, pero solamente con solapa chal, cruzado o con un escote muy amplio. Un ejemplo de extrema elegancia y extravagancia puede ser una chaqueta de color, chaleco y pantalòn en pied-poule, camisa diplomàtica y pajarita negra.

 

Trajes de novio

Hay esmoquines de varios tejidos y colores, y todos pueden ser colocados como trajes de novio. Quièn quiere llevar un esmoquin clàsico optarà por un negro abosluto, con faja y pajarita negras, banda lateral en raso sobre el pantalòn, camisa diplomàtica con pechera plissè y zapatos modelo “Francesina” en charol negro.

Para todos los otros novios que quieren huir de los cànones clàsicos, hay diferentes grados de personalizaciòn del look. Por ejemplo, se puede llevar el traje negro con camisa diplomàtica, pero llevar pajarita y faja de colores; otra variante es la que prevee pantalòn negro y chaqueta azul, blanca y roja con solapa negra en contraste; y ademàs: chaqueta y pantalòn en terciopelo de diferentes colores ecc.

 

trajes de novio

 

èstos son solamente algunos ejemplos de variantes del esmoquin que dan un toque de personalidad y viveza al traje, pero siempre respetando los cànones establecidos por el dress code formal.

 

El esmoquin entre los trajes de novio de boga para los VIPs.

La cosa mas importante es remarchar que el esmoquin ahora es parte integral del mundo de la ceremonia para hombres, no solamente para los ìnvitados sino que tambièn para el novio. Hasta algunos años atràs se pensaba que el esmoquin fuese un traje para el red carpet, para ceremonias de gala, para ceremonias del premio o còckteles party.

Hoy el trend de las bodas en esmoquin se està convirtiendo en una costumbre siempre mas popular, y tambien muchos personajes famosos eligen el esmoquin para sus bodas. Se ha casado con un esmoquin el actor Adam Shulman, marido de la famosa Anne Hathaway; ha escogido este tipo de traje tambièn el cantante Michael Bublè, asì como lo ha escogido el prìncipe William al momento del canje de traje para la recepciòn en el dìa en que casò la bellissima Kate Middleton; tambièn los nobles italianos eligen un esmoquin: un ejemplo es la boda entre Ludovica del Secco y Gianalberto Scarpa Bastieri.

Hay muchìsimos otros ejemplos de novios que han eligido un esmoquin, pero estos 4 son ejemplos que nos hacen entender que hacer llevar este tipo de traje a un novio es una costumbre ya compartida de muchas categorìas de personas: cantentes, actores, nobles e incluso familias reales.

Muchos piensan que llevar un esmoquin para su propia recepciòn no sea la escogida mas adecuada porque el novio puede parecerse a los camareros del restaurante. Con todo el respeto debido a quièn hace este trabajo, pero la càlidad de un esmoquin para un novio y los accessorios escogidos no podràn nunca ser intercambiados por los de un camarero, y es una cosa que se nota inmediatamente.

Quièn lleva un esmoquin hace traslucir un buen conocimiento de las reglas de etiqueta para el vestuario formal de hombres, porquè es la prenda con mas “lìmites” en absoluto. Quièn admite el esmoquin entre los trajes de novio es un hombre muy elegante que sabe darse importancia y que resultarà siempre perfecto en el dìa mas importante de su vida.

Mario Moreno Moyano, alma creativa de Ottavio Nuccio Gala, con su nueva colecciòn 2015 que estarà presente dentro de poco en el web y en las tiendas, repropone el esmoquin como modelo adecuado para la ceremonia, en versiòn clàsica pero tambièn con versiones alternativas, de colores, fantasìa y modelos diferentes para satisfacer cada imaginario posible.

 

Trajes de novio: atrasados no admitidos

La costumbre de llegar tarde puede concernir hombres con diferentes caracterìsticas, que ìremos examinando en este artìculo. Absolutamente prohibido es llegar tarde el dìa en que se estàn llevando puestos los trajes de novio, es decir, el dìa de la boda. A cualquiera categorìa de hombres tu perteneces, en ese dìa no estàn admitidos retrasos.

Ser puntual no es sìmbulo solamente de organizaciòn, sino que es un sentido de responsabilidad y respeto hacia los demàs que no pasarà desapercidibo. Hasta cuando no existìan los relojes de pulsera, los mòviles o una hora vàlida para toda la comunidad, llegar tarde pudiera no crear molestias; la sociedad de nuestros dìas viaja a una velocidad tan fuerte que no podemos permitirnos el lujo de ir con tranquilidad, sino que tenemos que hacer lo contrario: ententar en adelantar para no sucumbir.

trajes de novio

Llegar tarde a una cena con una mujer puede ser visto como sìmbulo de narcisismo y la mujer puede sentirse inferior o tambièn no merecedora de vuestro tiempo; llegar tarde a una cita para una entrevista de trabajo serà seguramente un punto en contra respeto a las otras personas que han sustenido la misma entrevista de trabajo, pero a tiempo; no estar presente en la Iglesia el dìa de la boda a la hora prestabilida puede comprometer la ceremonia entera.

Ponerse los trajes de novio casi una hora antes de la ceremonia serìa lo ideal para evitar deplorables impedimentos, tambièn porque habrà siempre un pequeño detalle a sistemar que llevarà tiempo.

trajes de novio

Las causas de un retraso crònico estàn debidas a personalidad crìticas, que se pueden distinguir en 5 categorìas:

VIOLENTOS/APARENTES

Esta es una categorìa de personas con una conflictualidad psìcologica que los empuja a llegar tarde porque piensan ser (violentos) o quieren mostrarse (aparentes) superiores. Para ellos llegar por adelantado es como demonstrar sus sometimiento, y es siempre una batalla para lograr en llegar màs tarde de la persona que los està esperando.

Ejemplos clàsicos de este gènero de atrasados son las mujeres hacia un pretendiente o el cuarto de hora acadèmico de los profesores de universidad hacia los estudiantes.

 

IRRACIONALES

Los irracionales hacen unas elecciones existenciales en sus llegar tarde: son personas por las cuales todo irà siempre bien, consideran los eventos en sus idealizaciòn y no tienen en cuenta de los imprevistos que pueden ocurrir y que los llevaràn a llegar tarde.

Para resolver este gènero de retraso se tendrìa que calcular el tiempo màs ràpido para llegar en horario a la cita y despuès añadir una correcciòn estatìstica en base a los posibles imprevistos que pueden suceder. Las personas irracionales piensan que llegar por adelantado es una pèrdida de tiempo, pero el problema es que no saben gestionar los adelantados.

 

DEBILES

Los dèbiles utilizan la tàctica del retraso como una defensa contra el estrès. Para ellos cualquier compromiso es mòtivo de estrès y, en lugar de organizar sus dìas, no saben reaccionar, eligen ser atrasados y evitan el problema. Su tàctica no lleva a ningùn buen resultado, porque desgraciadamente no es posible para nosotros cancelar los estìmulos negativos.

En el momento en que ellos se ven obligados a enfrentar una situaciòn de estrè casi seguramente derrumbaràn.

 

INDECISOS

Los indecisos son atrasados con un bloque operativo: cualquiera acciòn tienen que cumplir para llegar a una cita la viven como una terrible elecciòn entre diferentes alternativas, entre las cuales los indecisos no saben escoger. Esta indecisiòn provoca, por cierto, un retraso en los tiempos de llegada tambièn si no lo hacen de propòsito.

El clàsico ejemplo de un atrasado crònico indeciso es la mujer que no sabe que ponerse antes de una noche con sus amigas o de una cena.

 

APATICOS

Los apàticos son atrasados con poca reactividad psicofìsica y por esto no logran controlar su fìsico. Suelen ser los que no consiguen levantarse de la cama por la mañana, y no quiere decir solamente por la mañana temprano, porque no son capaces de ver el despertarse como el comienzo de un nuevo dìa maravilloso. El despertar es sinònimo de castigo para nuestro cuerpo y predomina la pereza.

En esta categorìa caben tambièn los que tienen una personalidad màs debil, sin la necesaria fuerza de voluntad que pueda predominar.

 

Cualquiera sea tu personalidad, tenèìs que haber una razòn siempre vàlida para llegar tarde, de otra manera es como si implicitamente estuvies diciendo: “Mi tiempo es màs valioso que el vuestro!”, y nada es peor de la arrogancia.

A veces no ser puntuales puede tambièn servir para que la persona que espera pueda entender que piensa la persona que està llegando tarde, antès de que ella llegue. Llegar tarde puede significar que la persona no tiene gana de ir por vosotros, o piensa que no sea justo ir. De esta manera se lanzan mensajes implìcitos que un observador atento sabe captar.

Segùn el psicòlogo Neel Burton, en uno de sus estudios psicològicos, el retraso no se conta en minutos o horas sino que en la insatisfacciòn y en la inquietud de quièn està esperando. Si llegamos con un cuarto de hora de retraso a una cita pero nuestro amigo està tranquilo, Burton dice que ese no puede considerarse como retraso, porque no ha causado ningùna molestia.

 

Atrasados que llevan sus trajes de novio

La Smorfia de Nàpoles, la mas famosa serie de nùmeros para poder interpretar los sueños y ganar al Lotto, establece que soñar en llegar tarde a la boda es sìntomo de envidias en torno de la pareja; soñar que el novio llegue tarde o que no llegue nunca significa que la novia està viviendo con miedo un posible abandono por parte del marido.

trajes de novio

De toda manera, muchos piensan que a la novia estàn concedidos 20 minutos de retraso, pero asì no es porque la etiqueta establece que la novia no puede llegar con mas de 10 minutos de retraso.

Esperamos que no mucho de vosotros se identifiquen en este artìculo porque, como ya dicho al principio, llegar tarde el dìa en que llevaìs puestos vuestros trajes de novio serìa una abominaciòn.