Archivos mensuales: enero 2014

Bodas Civiles

La boda civil está desbancando día a día a la religiosa, bien se celebre en un ayuntamiento, en un juzgado o al aire libre en un jardín, en una finca o en la playa.

Este cambio de tendencia tiene varias razones:

  • Que los novios no sean creyentes
  • Que sean divorciados (la Iglesia no permite celebrar segundas nupcias)
  • Bien por tratarse de una boda de parejas del mismo sexo (la Iglesia no las admite)
  • O sencillamente porque se pretenda una celebración menos formal y más liberal.

Las ceremonias en los ayuntamientos, si bien no tienen el rigor y la solemnidad de las religiosas, se van acercando en su fastuosidad, puesto que los alcaldes o concejales que las celebran, tratan de dar calor a una ceremonia menos rígida y por supuesto, laica. En este ámbito, cabe la posibilidad de elegir el protocolo de la ceremonia, la música, la lectura de textos, las promesas, el intercambio de alianzas, etc.

Traje de Novio

Los enlaces en el juzgado son, tal vez, más fríos y desde luego, más breves: el juez se limita a explicar los artículos de la ley vigente y suele ser un mero trámite contractual para los contrayentes.

En ambas ceremonias, el “Dress Code” es absolutamente libre en cuanto al vestido de novia o al traje de novio, y por supuesto, en la indumentaria de los invitados. También es necesario abrir un proceso legal en el Registro Civil correspondiente, donde te informarán puntualmente de los requisitos y documentos a presentar para la celebración de una boda, tanto en un Juzgado como en un Ayuntamiento.

Precisamente por esta flexibilidad, tanto en la ausencia de protocolo como en la libertad en la indumentaria de las bodas civiles frente a las religiosas, muchas parejas suelen elegir este tipo de ceremonias para personalizar su boda al máximo: celebrarla al aire libre, añadir sorpresas originales para los contrayentes y los invitados, música de cualquier estilo, intervenciones de  amigos o familiares. No obstante, es aconsejable huir del mal gusto, la chabacanería y la excentricidad, puesto que arruinará el día más importante de la pareja.

Traje de Novio

Las Bodas Civiles y el Traje de Novio

El traje de novio puede variar según la originalidad de la ceremonia que se pretenda. Ottavio Nuccio Gala pone a tu disposición una extensa variedad de estilos y modelos distintos según el momento y el lugar de la celebración:

  • El elegante Morning Suit (chaqué monocolor) y traje clásico de corte sastre de su Colección Gentleman, para los enlaces diurnos de gusto clásico y conservador.
  • Si eres más vanguardista, puedes optar por un traje de novio entre las Colecciones Fashion o Emotion
  • Un esmoquin desenfadado y actual de su Colección Black Tie para bodas después de las siete de la tarde.
  • Dentro de su Colección Barroco encontrarás los trajes de novio más románticos para bodas en castillos o sitios dignos de “cuento de hadas”.

En cualquier caso, es muy importante que los novios vistan según su gusto y personalidad, sea cual sea el tipo de boda y por supuesto, la prudencia y la cortesía deben dictar la elección del traje del novio para que no desentone con el vestido de la novia y mucho menos, que le haga sombra o reste protagonismo.

 

Traje Clásico

Para una ceremonia civil de mañana, de gusto clásico y tradicional, lo más apropiado, sería un traje clásico de corte sastre. En este caso podríamos optar por un traje tres piezas con una buena corbata en jacquard de pura seda o bien para dar un toque de nobleza, jugar con un chaleco en jacquard de seda con microdiseño y corbata al tono.

Trajes de novio

Características del Modelo y Tejidos del Traje de Novio Clásico:

Modelo con dos aperturas, con uno o dos botones, un corte estilizado, lo justo sin exagerar, un traje de corte sastre que caracteriza al verdadero Gentleman. La selección del tejido está condicionada al modelo del traje de novio que se vaya a elegir y la época en la que se celebrará la ceremonia:

Para ceremonias de otoño- invierno (peso máximo de 389 gr. y mínimo de 280 gr.):

Satén Lana Super 120’S con un peso de 389 gr., en color negro, gris antracita o azul noche.

Traje de boda

Fil a Fil Lana 100% Super 140’S en color gris oscuro, gris medio, gris claro, azul RAF o marino.

Traje boda hombre

Fil a Fil Mixto Lana-Seda en color gris oscuro, gris medio, gris claro o azul RAF.

Traje de novio 3 piezas

Fil a Fil Mixto Lana con mano seda en color gris oscuro, gris claro o azul RAF.

Traje de novio

“Alpaca” Lana Mohair en color gris oscuro, medio y claro, azul noche y royal.

Traje de novio 3 piezas

Para ceremonias de primavera-verano (peso máximo de 280 gr. y tejidos denominados “camiseros” de 150 gr.):

Fresco de Lana Super 100’S con un peso de 280 gr., en color negro, azul marino o gris marengo.

Traje boda hombre

Fil a Fil Mixto Lana-Seda en color gris oscuro, gris medio, gris claro o azul RAF.

Traje novio

Algodón 100% en color blanco, beige o celeste.

Traje de novio

Shantung de Seda en color blanco, beige o marrón.

Traje de novio 3 piezas

Lino 100% en color marfil o celeste.

Traje de novio

Algunos tejidos por su peso intermedio (280 gr.), son apropiados para todo tiempo y para un uso cotidiano después de la ceremonia, por ejemplo, una espiga, gris marengo, una raya diplomática poco marcada o un mil rayas clásico.

Traje de novio 3 piezas

Accesorios Apropiados del Traje de Novio Clásico: Es muy importante prestar mucha atención a todos los detalles a la hora de coordinar los accesorios adecuados, deben ser clásicos y de excelente calidad.

La camisa puede ser de algodón “doppio ritorto”, liso satén gala, fino Oxford o microdiseño como diamante o diagonal, y si se quiere evitar la plancha, un mixto algodón satinado. La tapeta oculta o a vista, el puño, preferiblemente, doble para gemelo y el cuello clásico, francés o italiano, los dos son adecuados, depende del gusto personal. También se puede contrastar el cuello blanco con la camisa celeste para dar un toque de color.

Camisa para traje novio

El chaleco en jacquard de pura seda, shantung o raso, modelo de 5 botones en madre perla o forrados, en tonos gris claro o blancos nacarados.

Chaleco para traje novioChaleco para traje novio

En el caso de diseños, estos deben ser geométricos pequeños o corbateros, jacquard de gusto inglés en tono rojo, morado, verde o azul.

La corbata, con pañuelo, para el jacquard puede ser al tono lisa de raso o satén de seda.

Para los microdiseños, podemos jugar con un tono liso o coordinada del mismo diseño.

Lo importante a tener en cuenta, es que con este tipo de traje clásico, nunca se debe usar un corbatón, siempre corbata con ancho mínimo de 6,5 y 8,5 cm.

Corbata para traje novio

La flor de la solapa, no tiene por qué ser igual al ramo de la novia, en ocasiones es un buqué demasiado exagerado y fuera de tono. Lo más adecuado, si es posible, es una camelia o rosa blanca pequeña sin hojas verdes o un pequeño ramillete de flores de jazmín.

Los zapatos siempre de cuero negro con brillo y suela de cuero. Un consejo para evitar algún posible resbalón, es rayar las suelas antes de su uso.

Zapatos para traje novio

Los calcetines siempre altos, nunca utilizar un calcetín corto porque no es nada elegante, de seda o hilo fino de Escocia.

El cinturón o los tirantes, ambos son adecuados. Aconsejamos mejor el uso de tirantes, porque mantienen el pantalón posicionado en su sitio en todo momento y evitan esas arrugas que se forman en el bajo, pero si no se está acostumbrado al uso de tirantes, es mejor llevar cinturón.

El Chaqué

La Excelencia del Traje de Novio: El Chaqué

El Chaqué es histórico, surgió en el siglo XIX, en Inglaterra, cuando los jinetes de la corte británica lo utilizaban como traje oficial y como una prenda utilizada por los caballeros ingleses para montar a caballo, derivada de las casacas, abiertas por detrás para su comodidad a la hora de montar. Su uso en la caza por los caballeros ingleses, la convirtió en una de las prendas más elegantes para el hombre y pasó a utilizarse en bodas y recepciones oficiales.

Traje de novio

En la actualidad el chaqué que conocemos, se utiliza para bodas rigurosamente de mañana, en ceremonias de iglesia y de familias con un estatus de vida medio alto de gusto conservador. Algunas familias burguesas y de nuevos ricos, quieren aparentar con una boda de chaqué, sin conocer la cultura de la elegancia y el gusto sartorial. Gran parte de estas personas, desconocen el protocolo y sin ningún complejo se alquilan un chaqué, ya usado, a saber cuántas veces y sudado por otros, y…¡Ale, que vivan los novios!

Pensarán que no se nota, pero se equivocan, porque se nota mucho cuando se pretende ser algo que no se es y se consigue el efecto contrario, un “quiero y no puedo”, y solo dios puede perdonar a un novio mal vestido.

La elegancia es algo sagrado, por lo tanto, o se respeta, o mejor se compra uno un traje importado de 150 € y estará más digno, por lo menos será suyo y podrá disfrutarlo líbremente. Yo, sinceramente, te aconsejo que no imites estos comportamientos ni lleves un vestuario forzado, porque en un día tan inolvidable, no puedes empezar la historia de tu nueva vida con un traje alquilado, las fotos siempre estarán ahí, y cuando veas el álbum te arrepentirás de no haberte hecho un chaqué a medida. El presupuesto al final no te cambiará la vida, estamos hablando de 500 o 600 € más, en un presupuesto total de 10.000 a 20.000 € que se gasta en una boda, y el traje del novio es la partida más económica.

Si te decantas por un estilo de chaqué clásico, debes tener muy presente que el protocolo condiciona a los familiares más cercanos y amigos íntimos a acompañarte vestidos de chaqué. En este caso, se justifica que alquilen un chaqué, tanto no serán la persona protagonista y se puede justificar el ahorro.

No obstante, si se es una persona de mundo, no estaría de más tener en el armario un buen chaqué como un buen esmoquin para ocasiones de protocolo, que con tres veces que se ponga, se habrá amortizado.

Chaqué Clásico

Si por el contrario, te decantas por un estilo de “morning dress” monocolor, el compromiso para los comensales es libre de vestir de chaqué o con un buen traje de gusto sastre. Este tipo de chaqué está inspirado en épocas de fin de siglo.

Traje de novio

La elección del tejido es fundamental para tu boda, solo con el tacto se sopesa la calidad del traje de novio, la mano debe ser ligera y sedosa. Para estar cómodo te recomiendo:

Para  bodas  de otoño-invierno: un peso no superior a 380 gr/m2 y un mínimo de 280 gr/m2.

Para bodas de primavera-verano: un fresco de lana o similar en su ligereza, 280 gr/m2 intemporal.

Es muy importante que valores este detalle antes de seleccionar el traje de boda, porque una mala elección podría estropear un día lleno de ilusión y felicidad.

El color por excelencia para el chaqué clásico, es el negro, pero también se admite el gris marengo o medio y azul noche, pero recordar las líneas clásicas no se transgreden intentando hacer moda, el chaqué crea moda como clásico y no necesita que lo reinventen, con un toque de color será suficiente.

Traje novio

En el caso del monocolor, los colores pueden ser el negro, azul, gris oscuro, gris medio y claro, diseños fil a fil, espiga, mil rayas o diplomático con raya de 10 mm poco pronunciada.

Traje de novio

El chaleco es muy importante para la ceremonia, permite llevar la levita abierta y da un movimiento más informal y menos riguroso. Las coordinaciones pueden ser varias: el diplomático, por ejemplo, negro con vivos blancos.

Chaleco diplomático

Si se quiere dar un poco de color sin perder los cánones rigurosos, siempre se puede recurrir al gris perla o blanco nacarado, que son dos colores muy ceremoniosos.

Traje de novio

Si se quiere dar un toque British de color, se puede jugar con el rojo oscuro, verde prado inglés, malva, azulón, beige o albero.

Traje novio

Si se quiere un toque de nobleza, se puede usar un jacquard barroco de pura seda único en el mundo.

Traje de novio

Una coordinación también muy elegante, es la levita negra con chaleco y pantalón en “Pata de Gallo”, en blanco y negro e incluso “Príncipe de Gales”.

Traje novio

La camisa puede ser de algodón “doppio ritorto”, liso satén gala, fino Oxford o microdiseño como diamantín o diagonal, y si se quiere evitar la plancha, un mixto algodón satinado; el puño, preferiblemente, doble para gemelo y el cuello clásico. Para dar un toque de color, podemos jugar con una camisa celeste o rosa, con el cuello blanco a contraste. El cuello wing o esmoquin, se puede utilizar con el chaqué diplomático, pero solo coordinado con el clásico plastrón y alfiler con cabeza de perla o camafeo de coral.

Camisa para traje novio

La corbata para el chaqué diplomático, a excepción del clásico plastrón, siempre será de 8,5 cm. Si el chaqué es de estilo monocolor, podrá coordinarse con corbata o ascot en multitud de variantes: azul con topos negros o blancos, diseños geométricos, microdiseños en azul, gris, rojo, fucsia, malva, verde, oro o celeste, pero los más clásicos son el gris perla y marfil, y las rayas negras sobre fondos claros que también son muy elegantes; algo muy importante a tener en cuenta, es que nunca se debe coordinar un cuello wing o smoking con corbata.

Corbata para traje novio

Los tirantes son muy recomendables para el chaqué, sobretodo si se tiene un poco de estómago, mantienen siempre la raya del pantalón y evitan esa arruga que se forma tan fea sobre el zapato.

Y hablando de zapatos, el modelo más adecuado para el chaqué diplomático, es el clásico Oxford, en cuero negro bien brillante y de cordones con 6 agujeros; la suela de cuero, para evitar resbalones, debe rayarse antes de su uso. No recomiendo una suela de goma, porque no transpira. Lo más elegante y cómodo es el tacón mitad de cuero y de goma, y la suela toda de cuero. Esto es la excelencia en el modo del vestir elegante y al más puro estilo Gentleman.

Zapatos para traje novio

Si el chaqué es de estilo monocolor y con algún tipo de diseño, el más adecuado es el modelo Derby, siempre con las mismas características de calidad del modelo Oxford. Con este tipo de chaqué más moderno, también se puede usar el color marrón “testa di moro” o marrón chocolate, que le dará un toque de color sin romper el gusto clásico.

El sombrero, bastón y guantes son una libre elección y no son rigurosamente necesarios, aunque si se saben llevar son muy elegantes. Es una costumbre muy inglesa, porque el chaqué es el uniforme para asistir a las carreras de caballos, y en la campiña inglesa hace frío y llueve. La tradición del sombrero predomina en la cultura inglesa, de hecho un inglés nunca olvida el bombín, los guantes y el famoso paraguas en su indumentaria clásica, pero como decía, no es rigurosamente necesario.

Traje de novio

En el caso querer llevar el sombrero, debes saber, que el sombrero deberás quitártelo a la entrada de la inglesia o al saludar a una dama, pero el resto del tiempo debes llevarlo puesto, porque para tenerlo en la mano, es mejor que no lo lleves.

Otro detalle muy importante a tener en cuenta es el lugar y el horario donde vaya a celebrarse la ceremonia y el banquete. Como anteriormente he comentado, el chaqué es un traje de novio exclusivamente para ceremonias de mañana, y si se trata de una ceremonia de iglesia de gusto barroco o gótico y la familia es de tradición clásica conservadora, lo más apropiado es el chaqué diplomático con los familiares y amigos más cercanos acompañando al novio vestidos de chaqué. Si tras la ceremonia el banquete se prolungara con el baile a una fiesta de noche tipo cocktail, lo ideal será cambiar la vestimenta y ponerse algo más adecuado para la noche, bien un traje oscuro o un esmoquin con fajín y lazo de anudar.

Traje de novio